Stardust: Origen de la vida - Pt. 1

El mundo de stardust gira al rededor del concepto de los cristales de estrella y la energía estelar que se contiene en ellos. Estos elementos son los que le dan a este mundo todo su sentido fantástico y tienen una importancia más allá de servir como soporte para la manipulación de elementos (magia). Forman un papel crucial en la manera que el mundo de stardust funciona y en cierta manera representan el sentido mismo de la vida y unifica a todos los seres vivos.

Su importancia está fundamentada en una línea del tiempo del origen de la vida en el planeta. Este texto cuenta dicha historia, como surgió la vida en el mundo de Stardust y como desde una lluvia de meteoros se originaron las especies y razas humanoides que existen en él.

Este texto lo dividiré en dos partes: la primera explica el periodo desde la lluvia de meteoros al surgimiento de los primeros humanoides y la segunda hablará del caos que se originó por el surgimiento de los Tsardeogken, una especie de seres de luz que más tarde se volverían parte de la raza humana.

Periodo Tsarbeu (3800-3600)

Comienzan los primeros bombardeos de cristal; desde el espacio caen meteoros de cristal de estrella, los cuales varían drásticamente de tamaño y forma. Los más pequeños no pueden soportar la gran presión y fricción de la atmósfera al caer y se desintegran, pero a diferencia de los meteoros de roca y hierro, los meteoros de cristal no se degradan gradualmente con la fricción de la atmósfera, si no que alcanzan un punto de presión máxima y se quiebran espontáneamente, explotando en el aire con gran fuerza y liberando partículas microscópicas de polvo de estrella por todos lados.

Los cristales que tienen un tamaño mayor y pueden soportar a la presión atmosférica, logran impactar en la tierra con fuerza, transformando la topografía de esta y creando montes y valles sobre el llano planeta. Por su naturaleza cristalina, algunos de ellos son muy delgados, largos y puntiagudos como lanzas. Estos, a la hora de impactar con la tierra a grandes velocidades, se incrustan profundo en ella. Al sufrir la presión y fricción de la tierra algunos de ellos se quiebran en el subterraneo, pero al estar limitados por la roca y tierra no son capaces de liberar su energía y terminan en un estado de semi descomposición.

La estructura de los cristales en semi descomposición se comporta como una especie de liquido extremadamente inestable. La energía de estrella ha sido liberada del cristal pero no puede escapar y por lo tanto, intenta frenética y violentamente poner orden a las partículas que han sido descompuestas. Reorganiza rápidamente la materia en diferentes estructuras inestables a la vez que se va degradando lentamente, irradiándose en forma de calor y luz y volviéndose más débil con el paso del tiempo. Esta materia y energía permanecerá inestable por muchos años hasta que llegue el punto en el que la energía esté tan degradada que no pueda reorganizar la materia de nuevo y esta adquiera una forma final.

Periodo Han Beu (3600-3400)

Watercolor Mountains With IslandLa gran cantidad de polvo de estrella que se desprendió de las explosiones del periodo Tsarbeu llenó la atmósfera de energía de estrella, la cual rápidamente comenzó a actuar sobre los componentes que se encontraban en el aire y los transformó en moléculas sencillas como agua o dióxido de carbono. Con la formación de grandes cantidades de agua, comenzó una gran lluvia que duró por siglos enteros sin parar, muy lentamente rellenando los valles, cráteres y otras irregularidades del terreno que se habían formado por el impacto de los meteoros, creando ríos, lagos, mares y océanos.

Junto con esta gran lluvia, gran parte del polvo de estrella bajó de la atmósfera y se acumuló los cuerpos de agua, donde rápidamente comenzaron a surgir las primeras formas de vida. El polvo, así como actuó sobre el aire para crear agua, también actuó como una especie de semilla para la vida, creando componentes sencillos que se convertirían en células y más tarde en los primeros organismos sencillos, como las algas, más tarde el musgo, líquenes y otras formas básicas de vegetación. Eventualmente, muchos tipos distintos de algas, plantas, hongos, etc. llenaron la superficie terrestre.

Periodo Aramenin (3400 - 2700)

Watercolor2Con el paso de los años, las especies de plantas cambiaban poco a poco. Muchas especies desaparecían porque no eran capaces de sobrevivir a los radicales cambios de clima que había, pero constantemente surgían nuevas especies cerca de las lagunas concentradas de polvo de estrella. Para sobrevivir, muchas plantas crecían controlando el flujo de energía de estrella que se encontraba a su alrededor; lo utilizaban para comunicarse entre sí, para crecer y para adaptarse rápidamente a las duras circunstancias climáticas.

Algunas plantas aprovechaban los fragmentos de cristales de estrella que yacían en la tierra junto a ellas y utilizaban las grandes cantidades de energía que brotaban de ellos para volverse aún más adaptables y resistentes. A estas plantas se les podría considerar los primeros especímenes de tsarar o flora estelar; plantas únicas con propiedades especiales o aumentadas que muchas veces pueden hacer cosas que no se consideran normales o propias de una planta.

Varias plantas estelares, gracias al manejo que tenían de grandes cantidades de energía, comenzaron a desarrollar algunos sistemas musculares que les permitían moverse lentamente. Gracias a esta capacidad, las plantas podían vivir como nómadas y cuando las condiciones no fueran lo suficientemente buenas pasa subsistir en un lugar, se podían mover a otro menos hostil.

Este grupo de plantas fue desarrollando poco a poco sistemas más complejos; dejaron sus hojas y las reemplazaron por pequeños órganos internos que les permitían alimentarse de otras plantas. De esta manera se originaron los primeros antecedentes de los animales, unas pequeñas criaturas que se les conoce como aramenin (Tsarl. Ar-Amenin). Provenientes de las plantas, aún tenían muchas características de ellas, pero también habían desarrollado sistemas animales, algo parecido a lo que ahora es el Han Niditse o el Nidigkemi.

Watercolor3Al provenir de las plantas estelares, las cuales son radicalmente distintas entre sí, había muchas especies distintas de aramenin. Todos eran de distintas formas, tamaños y con diferentes habilidades para manipular la energía, sin embargo mantenían ciertas características en común y muchos de ellos, a pesar de ser distintos, se podían reproducir entre sí. Después de varias generaciones, se fue reduciendo la variedad de especies y lentamente fueron evolucionando a los animales de hoy en día. A lo lago de este proceso evolutivo, los aramenin perdieron muchas de sus capacidades de manipulación de energía, pero también se volvieron más estables, complejos y adquirieron mucha más independencia de la energía de estrella, lo que les permitió a muchos moverse hacia zonas más desérticas donde las concentraciones de energía eran mucho menores.

Una especie de aramenin que aún se puede encontrar hoy en día, aparte de especies como el han niditse que en realidad no se consideran aramenin, son los nin tsarargken (Tsarl. Nin Tsar-Ar-Gken). Criaturas muy rápidas, ágiles y longevas que pasan la mayoría de su vida escondidas en las raices de los árboles y son muy dificiles de encontrar o ver por lo rápido que se mueven.

Periodo Han Argken (2700 - 2300)

En el sur del planeta, donde hubo una gran concentración de bombardeos de cristal y por lo tanto una gran variedad de vegetación, pasó algo parecido a el proceso evolutivo de los aramenin; de algunos árboles estelares comenzaron a surgir los han argken (Tsarl. Han Ar-Gken), que se podrían considerar las primeras formas humanoides en el planeta.

Eran criaturas enormes que, parecido a los aramenin, poseían características de los árboles y otras características animales. Tenían la piel dura, sumamente resistente y con textura de corteza de árbol, cuyo grosor limitaba su flexibilidad y hacía que emitieran un rechinido cada vez que se movían. En su cabeza, crecían un par de cuernos enormes en forma de ramas, llenas de hojas y aveces flores. Eran muy robustos, sus músculos tenían un movimiento muy lento, pero contaban con una gran fuerza física.

Los han argken siempre fueron caracterizados por su capacidad visual; a pesar de que al principio de su vida evolutiva no tenían ojos, podían sentir su entorno de una manera muy compleja mediante sus ramas, con un campo visual bastante amplio. Rápidamente desarrollaron un par de ojos resinosos que les permitían ver más a detalle los objetos y los flujos de energía que estaban más cerca de ellos, volviéndose aún más conscientes de lo que sucedía a su alrededor.

En parte gracias a su gran agudeza para la percepción fue que los han argken se convirtieron en los primeros seres vivos que hacían un uso consciente de la manipuluación de las corrientes de energía estelar. Con ellas, podían controlar los elementos a su voluntad para transformar su entorno. Sus gruesas extremidades les permitían mover grandes cantidades de energía sin mucho esfuerzo. Podían incluso mover montañas enteras si así lo deseaban, sin embargo, rara vez ocupaban estas habilidades ya que pocos eran los casos en los que se veían en la necesidad de hacerlo; no tenían depredador alguno y al menos que el clima se tornara demasiado inhóspito, no había razón para gastar energía. La única acción que hacían durante la mayoría de su larga vida era caminar lentamente por la tierra sin motivo aparente alguno y eso mismo hicieron durante siglos.

Los han argken no solo eran nómadas, pero también eran independientes y solitarios, nunca viajaban en grupo y preferían mantener la distancia los unos de los otros. De vez en cuando, mediante sus ramas, percibían a otro de su especie, pero los encuentros solian ser a distancia, cortos y silenciosos; no tenían ningún tipo de impulso violento y no solían pelear uno contra los otros, si no que utilizaban la energía estelar para comunicarse entre ellos y poder resolver cualquier conflicto de territorio que pudiera surgir. Tampoco eran codiciosos, o exigentes y gracias a eso no necesitaban hacer ningún tipo de herramientas ni modificar el medio ambiente. Nunca abusaban de sus poderes de manipulación, solo los utilizaban cuando realmente era necesario; para alimentarse y sobrevivir.

{{ message }}

{{ 'Comments are closed.' | trans }}